08
Feb
10

Cristian Castro derramó amor

El mexicano conquistó al público con los diversos matices de su voz- (Foto: Eduardo Fuentes)

Como un puñal al corazón. Así llegó el vozarrón de Cristian Castro a Caracas, cinco años después de su última visita. El mexicano derramó, la noche del sábado, una larga lista de letras de amor, traición, perdón y reconciliación que hicieron que el Salón de Convenciones del hotel Radinsson Eurobuilding cayera redondo a sus pies.

Con él en tarima no hizo falta un gran escenario ni una apabullante puesta en escena. No. Su voz lo fue todo… y claro, alguna que otra meneadita de cintura que enloqueció a las mujeres, de todas las edades.

Con la gira El culpable soy yo, Castro asumió toda la responsabilidad de flechar los corazones enamorados y hasta los despechados con una lluvia de temas que hicieron mella en los recuerdos.

A las 10:55 p.m. un juego de luces le dieron la bienvenida al ritmo de No me digas. Y así enflusado, con una bufanda colgando de su pecho y rodeado de una bailarinas cuyos vestidos no le dejaban nada a la imaginación apareció el mexicano. El diluvio de gritos arrancaría.

¿Sus primeras palabras? Un guabineo político que, aunque fue aplaudido por muchos, no le costará el cierre de las puertas del país como le sucedió a Alejandro Sanz.

“Muchas gracias. Muy buenas noches. No, pues, estoy muy nervioso. Vuelvo a Caracas y me encuentro con un país muy diferente al que conocía. Así que creo que debo saludarlos como si fuera la primera vez: ‘Hola, Caracas’. Sea para bien o para mal, ustedes siguen siendo la alegría. Es interesante ver cómo los venezolanos han encontrado un camino diferente. Y por fuera, todos los vemos como un país fuerte. ¡Es admirable!”, diría Castro para luego interpretar con su voz de tenor ligero Cuando me miras así.

Aunque demostró que de bailes sólo sabe hacer tímidos movimientos de cintura, el cantante mexicano cantó durante dos horas ininterrumpidas más de 28 canciones.

Entre ellas: Después de ti -tema en el que le dio un beso en la boca a una admiradora que le entregó una rosa-, Hoy vengo a decirte, Lo mejor de mí, Si tú me amaras, El culpable soy yo, Lloviendo estrellas, Tu sombra en mí, Si me ves llorar por ti, Por amarte así, Mi vida sin tu amor y Volver a amar, pieza en la que no dejó duda de los distintos matices de su voz y que fue coreada y aplaudida a rabiar, incluso hasta por él.

Y, por supuesto, como buen mexicano hizo escuchar las notas del mariachi. Pero sólo eso: escuchar, pues el mariachi nunca apareció en escena cuando interpretó No volveré.

Pero el público se pondría completamente de pie en los últimos dos temas. Los más esperados de la noche: Yo quería y Azul. Eran las 12:55 a.m. Cristian Castro estaría consagrado por el público caraqueño.

Una descarada

La sensualidad y la elegancia de Kiara fue la apuesta de apertura del concierto de Cristian Castro. ¡Y ganó! Nadie, absolutamente nadie se pudo resistir a la voz grave de la venezolana, quien se paseó por temas que como Total, Quiero un ángel, Descarado, Qué bello, Alas de libertad, El beso del adiós enamoraron al público. Al finalizar su actuación se iría tras un coro de gente gritando: “RCTV, RCTV, RCTV”.

Kiara luego subiría al escenario para compartir un dúo con Cristian Castro.

Dubraska Falcón
Publicado por el Diario EL UNIVERSAL

Anuncios

0 Responses to “Cristian Castro derramó amor”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: