21
Dic
09

Museos cierran el año 2009 en rojo

Curadores, artistas y conocedores evalúan negativamente la gestión del 2009

El recorte presupuestario impidió que se organizaran más exposiciones. La mayoría de las muestras que se hicieron forman parte de la colección y permanecieron por más de cuatro meses (Archivo)

Reprobados. Así están los museos nacionales. Curadores, profesores, historiadores y artistas afirman que las instituciones venezolanas cierran 2009 con un balance en rojo. Y no por aludir al color del partido de Gobierno, sino por las escasas propuestas de valor cultural para el país.

Los recortes presupuestarios -por ejemplo, el Museo de Arte Contemporáneo pasó de tener una partida de BsF 250 mil en 2008, a recibir tan sólo 154.630, este año-; la incierta dirección de las políticas culturales de la Fundación Museos Nacionales (FMN); la programación expositiva exclusivamente con las obras pertenecientes de la colección; la no apertura a las muestras individuales; la casi inexistente participación de los artistas jóvenes en las salas de los museos y la falta de compromisos con sus trabajadores son algunas de las razones que esgrimen los expertos para afirmar que las instituciones cierran el año con un balance negativo.

Según la curadora Lorena González los museos no contaron ni con el apoyo ministerial ni presupuestario para realizar exposiciones de calidad durante el año que termina.

“El problema de los museos es presupuestario. Una partida o una atención ministerial que se dedicó a desangrarlo, a no darle más dinero. Antes de terminar el año creo que el Museo Alejandro Otero cerró en cero bolívares a nivel de eventos de producción. Por supuesto, si lo que ayuda a la inversión estatal es tan poco, los museos han estado realizando algo positivo. Es decir, no hacen nada porque no tienen dinero”, afirma.

También los tintes políticos se cuelan en esta evaluación con saldo negativo. Así lo ve la historiadora de Arte y curadora Federica Palomero. “En cuanto a las exposiciones se cierra el año con un balance negativo. No hubo nada que fuera tan atractivo como para arriesgarse a ir a los museos. Una que otra cosa que tiene un tinte político que molesta. Eso pasó con el fotógrafo René Burri en 2008 y este año con el arquitecto Oscar Niemeyer, en el Museo de Bellas Artes. ¿Por qué y para qué traen a personas como ellos? Sí, son importantes, pero, por ejemplo, lo que estaba escrito en las paredes del Museo de Arte Contemporáneo con la muestra del brasileño era para salir corriendo, por el carácter político. Son exposiciones-paquete, no es una producción propia”, dice la historiadora.

Aunque Palomero ve estas exposiciones, -que itineran por los países a través de las embajadas-, como una intención para sacar a flote los museos nacionales, para los artistas venezolanos resulta contradictoria. Para Javier León el hecho de que las puertas de las instituciones se abran para mostrar individuales de artistas extranjeros, deja mucho que desear.

“Nosotros (los artistas) seguimos sin tener acceso a las exposiciones individuales. Pero a través de las embajadas hemos visto muestras-paquete como las de Andrés Manner y recientemente la de André Cypriano. Claro, no está mal que ellos vengan. ¿Pero acaso un fotógrafo brasileño tiene más posibilidades de tener una individual en un museo nacional que un artista venezolano? Los museos no han coleccionado más. Se la pasan leyendo y releyendo las colecciones. Aunque para mí cierran con un balance negativo, se han dedicado -con tanto estudio- a cuidar la colección. Hay exposiciones que duran más de seis meses. Eso deja en evidencia la falta de presupuesto y la exacerbada burocracia”, dice.

Teresa Zottola, ex presidenta de la Fundación Museos Nacionales, evalúa específicamente de manera negativa la gestión del Museo de Arte Contemporáneo. Según afirma, no cumplió en todo el año con su principal misión: crear un espacio de encuentro.

“Se puede estudiar la colección, es una de las líneas de investigación permanente del museo, pero creo que resulta imprescindible plantearnos repensar la misión de un Museo de Arte Contemporáneo. A mi criterio no fue suficiente para cumplir con las metas que debe trazarse una institución cuya principal misión es la de crear un espacio de encuentro sin exclusiones con la contemporaneidad, que tendrá que expresarse en la programación expositiva”.

Pero no todo resultó ser negativo. Para el grupo de expertos en arte la apertura de la Galería de Arte Nacional, la devolución de la sede al Museo de Bellas Artes y las exposiciones de Oscar Niemeyer y Visiones Urbanas -en el Museo Alejandro Otero- fueron los únicos aspectos positivos que marcaron 2009 en los museos nacionales.

Según el curador Gerardo Zarvarce él se conformaría con ir a buenas exposiciones aunque solo presenten la colección que, valga acotar, no ha aumentado en el último quinquenio: “El balance deja mucho que desear. Es como raro para mí. Sería muy maniqueísta verlo como algo positivo o negativo. Tengo la esperanza de que tarde o temprano los museos puedan contar con el presupuesto necesario para realizar exposiciones importantes. Me conformaría con ir a buenas exposiciones a partir de las colecciones que tenemos. Sé que hay deficiencia, pero allí dentro existen personas que están intentando sacar adelante nuestros museos”.

Dubraska Falcón
Publicado en el Diario EL UNIVERSAL

Anuncios

0 Responses to “Museos cierran el año 2009 en rojo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: