02
Nov
09

“No hay políticas para la creación”, Entrevista // Antonio López Ortega, escritor, narrador y promotor cultural

Rezagada. Así se encuentra Venezuela en materia cultural, afirma Antonio López Ortega. Y los pocos avances que se habían conseguido hace 20 años con la Ley de Cinematografía, de Libro o de Artesanía, no han tenido eco en las desconocidas políticas culturales del gobierno del presidente Chávez, agrega el escritor y narrador.

“La cultura como materia política ha quedado rezagada. Desde el punto de vista de políticas públicas, vamos en contracorriente de lo que se define como políticas públicas modernas en la cultura, por lo menos en América Latina. Uno examina lo que está pasando en Brasil, Argentina, Colombia o Chile en cuanto a industrias culturales, fomento de creación y promoción, y en Venezuela no hay avances importantes. Yo diría que las políticas públicas de la época actual, aparte de que son como desconocidas, no se sienten efectivas. Las políticas en creación cultural, por ejemplo, son inexistentes. Las señales que se dan van a contracorriente con lo que se está viviendo en otros países”, dice López Ortega.

-¿Podría hacer un balance de la situación cultural en los 10 años del gobierno del presidente Chávez?

-Es una pregunta exigente. La primera observación que se debe hacer es que nosotros tuvimos un cambio legislativo importante en 1999. Y la materia cultural está legislada por cuatro artículos en la Constitución. Se habla y se comenzó a hablar en el ’99 de la necesidad de avanzar hacia un proyecto de Ley Orgánica de Cultura. El avance legislativo ha sido nulo. Tenemos un vacío legal de prácticamente 25 años o más. Todavía no tenemos noticias de qué va a pasar. El balance se mide en principio de acuerdo con las gestiones de Alejandro Armas, Farruco Sesto y la actual de Héctor Soto. La única variación importante sería que finalmente la cartera fue elevada al nivel ministerial, pero por decreto del Ejecutivo y no por razones de Ley Orgánica.

-¿En estos 10 años las políticas culturales se han estancado?

-No cabe duda de que ha habido un retroceso. Hay una cosa que me parece terrible: ha habido un divorcio entre las autoridades y el sector cultural, que siempre ha sido minoritario. Y ellos prácticamente no reaccionan frente a cualquier medida, anuncio o decisión del Gobierno. Es como si no se sintieran representados por las autoridades. Les ha tocado sobrevivir por su lado, dependiendo de su propio trabajo y totalmente desconectado del aparato público. La Unesco señala que las políticas culturales se tienen que hacer o desarrollar gracias a tres sectores: el Estado, el sector privado y lo que sería la sociedad creadora. Esto hoy día no existe.

-¿La cultura necesita de un Estado paternalista?

-La palabra paternalista no me gusta. Un Estado quizás protector para aquellas áreas que presenten debilidad, sí. Difícilmente un libro de poesía va a vender lo suficiente como para cubrir los gastos. Uno puede entender que un escritor, coreógrafo o dramaturgo necesite medios y tiempo de creación. Entonces, en esos campos es comprensible que el Estado intervenga. De hecho en las políticas públicas del mundo el Estado interviene con premios, becas o ayudas. La Unesco dice: ‘No hay cultura sin proceso creador’.

-¿Que el Estado esté utilizando el fomento de la cultura a su favor, paraliza, entonces, la creación?

-Sí, definitivamente. Creo que hay que entender que el hecho creador en la Venezuela de hoy no cuenta con políticas de Estado. No estoy diciendo que en el pasado haya sido mejor, pero por lo menos existían algunas plataformas como becas. Nunca fue perfecto, pero hoy hemos pasado a una cosa dramática: sencillamente no hay políticas para el fomento de la creación. Entonces es cuando se habla del divorcio. Los creadores por un lado y el Estado por el otro. Lo que existe en estos momentos a nivel de creación tiene mucho que ver con el esfuerzo y la persistencia de los creadores.

-¿Cómo afecta ese divorcio a la sociedad?

-La afecta mucho porque la cultura y la creación es lo que finalmente yo llamo la proa de la embarcación social. El creador es el loco de la casa. Pero es la persona que imagina al mundo del futuro, que está en la vanguardia que trae la revolución de las ideas. Es la persona que le enseña a la sociedad otra manera de ser y vivir. La creación cultural es para una sociedad. Meter el hecho cultural bajo un precepto ideológico o en función de creencias políticas es una camisa de fuerza que se termina desechando, mucho más en estos tiempo contemporáneos.

-Tomar alguna medida para encauzar la cultura hacia una ideología…

-Es un gran disparate. Incluso en la culturas populares. Es muy importante que la cultura sea libre y responda hacia sus elementos de inspiración.

-¿El Gobierno considera peligrosa a la cultura?

-Creo que hay síntomas de preocupación en torno a que la creación tiene mucho que ver con la libertad individual. Esa es una dupla que al Gobierno le genera incomodidad.

-Debido a esa incomodidad, ¿el Estado busca acallar el libre pensamiento?

-No lo sé. Yo lo que sí sé es que las políticas que están dirigidas a coartar la libertad de creación, llámense compañías, lugares, autores o agrupaciones, son una política equivocada. Es algo muy torpe que va a contracorriente con lo que vemos en el mundo. En cuanto a las políticas públicas en la cultura hay un gran debate por entender cuáles son los mecanismos de promoción o fomento. Ya aquí estamos viviendo una política que realmente va cercenando los espacios de creación. Eso es una política equivocada.

-¿Se puede hablar de democratización cultural?

-Yo no creo que en este momento exista la democratización cultural. Pero tampoco creo que en el pasado hayamos llegado a los niveles de democratización que la sociedad merece. Pero íbamos de alguna manera hacia allá. No hay oportunidad de igualdades.

-¿Qué se busca al llamar pernicioso a un grupo que genera cultura?

-¡Es un adjetivo muy infeliz! Me parece que toda política pública que vaya en el sentido de regular, cercenar y limitar la actividad creadora es antimoderna. Incluso, no entiendo qué se busca con eso. Yo entiendo la política cultural como la necesidad de asociarse con otros factores de creación. Otra cosa es que tu política vaya más bien a diferenciar, criticar, censurar y limitar.

-¿La política cultural del Gobierno es la razón de peso para otorgar un subsidio?

-¿O sea que los subsidios son selectivos? ¿Pasan por una especie de evaluación? Me pregunto: ¿Si la evaluación tiene que ver con el impacto de la actividad cultural de esa agrupación, con su alcance nacional, su profesionalización o su innovación? Esos deberían ser los indicadores para evaluar. Pero si te vas hacia algún tipo de afiliación ideológica me parece que nuevamente se están equivocando.

-¿Se ve el presupuesto como un premio o un castigo?

-Yo creo que queda claro que el Gobierno está orientando sus posibles y eventuales ayudas a terceros, agrupaciones, obras o movimientos que en ningún caso puedan cuestionar o poner en duda la marcha del Gobierno o sus líneas.

-¿También existe la autocensura?

-Sí. Tristemente se están viendo desde hace un tiempo actitudes, digamos, de autocensura. Se está tratando de comportarse de una manera tal de no producir malestar en la lectura que pueda hacer el Gobierno. Y eso es contrario a lo que es la esencia de la actividad cultural. Yo creo en la premisa de Octavio Paz: la gran responsabilidad del intelectual contemporáneo es la de mantener un ojo vigilante frente a cualquier forma de poder. Lamento que hoy haya mucha conducta intelectual que no está ejerciendo ese rol…. y nos vamos a arrepentir.

-¿Se puede hacer entonces un balance negativo de la política cultural del Gobierno?

-Yo daría un balance negativo. Creo que incluso ha sido una de las áreas más maltratadas de esta gestión cultural.

Dubraska Falcón
Entrevista publicada en el diario EL UNIVERSAL

http://www.eluniversal.com/2009/11/02/til_art_no-hay-politicas-pa_1637254.shtml

Anuncios

0 Responses to ““No hay políticas para la creación”, Entrevista // Antonio López Ortega, escritor, narrador y promotor cultural”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: