25
Oct
09

“El arte no tiene dueño ideológico”, entrevista Carlos Cruz-Diez, artista plástico

Carlos Cruz-Diez (Caracas, 1923) aún tiene mucho que decir. A sus 86 años, cuando ya su nombre tiene un lugar más que destacado en la Historia del Arte, al creador todavía no se le ha agotado el discurso. ¡Y eso lo hace feliz! Le alegra el hecho de no haber encontrado aún todas las respuestas, de no haberle guindado el cartelito de fin a su historia.

Él sigue escarbando, buscando sobre su gran revelación: el color. Aunque en Venezuela las últimas individuales que ha hecho fueron la del Corp Group, Cruz-Diez: de lo participativo a lo interactivo, en el año 2001; 50×50 Carlos Cruz-Diez, en la Sala TAC, en 2006; y Retrospectiva 1954-1998, en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, en 1999 -última vez que expuso en un museo-, el artista cinético no ha parado.

Sigue encontrando “circunstancias afectivas” en su pintura, razones de sobra para no detener su producción y llegar a exponer en lugares donde nunca antes estuvo.

Así lo hizo el año pasado, cuando por primera vez se presentó en la American Society de Nueva York, en Estados Unidos, con (In)formed by Color; y ahora en España, en el Museu d’Art Espanyol Contemporani, de Palma de Mallorca, con Carlos Cruz-Diez: el color sucede, en donde muestra 20 obras fechadas entre 1954 y la actualidad.

-¿Qué se necesita para ver nuevamente en los museos de Venezuela una exposición de usted?

-Por ahora no puedo hacerla, he contraído muchos compromisos fuera de mi país.

-Los museos nacionales tienen una nueva política cultural: no realizan exposiciones individuales, se inclinan por las colectivas. ¿En qué perjudica esto a los artistas consagrados como usted, a aquellos nuevos rostros del arte y al espectador?

-Es una gran tragedia para un país cuando los desposeídos de “entendimiento y razón”, como dice la tonada margariteña, toman el poder. Creyendo hacer el bien están estructurando su propia destrucción.

-Pero la población se está perdiendo de los nuevos exponenes del arte mundial como Takashi Murakami o Jeff Koons, por nombrar algunos

-El ignorante promueve la ignorancia, sin darse cuenta de que está provocando el aislamiento y la destrucción de su propio país.

-Con estas nuevas políticas se dice constantemente que el arte y la cultura en general van camino al socialismo…

-El arte no tiene dueño ideológico ni pasaporte para atravesar fronteras. El arte pertenece al mundo y a los hombres, sin distingo de razas, ideologías o religiones. Si el arte fuese una ideología o una religión, necesitaría aplastar, encarcelar, torturar o matar a sus enemigos para hacerse entender. Ningún artista mata a otro porque no le gusta su discurso.

-Venezuela no lo ve en una exhibición desde 2006. Pero en Estados Unidos y en España es la primera vez que se presenta en una exposición individual. ¿Cómo construyó ambos discursos?

-Tanto en la exposición de Nueva York como en la de Palma de Mallorca he presentado las Cromosaturaciones, una obra que despierta gran interés, porque resume mi propuesta de llevar el color al espacio, sin soporte y sin anécdota, revelando el color de una manera inédita.

-Llama la atención que haya esperado tanto tiempo para hacer una exposicion individual en estos países…

-No es mi voluntad, es la de los que se interesan y me invitan.

-La muestra, que estará hasta el 27 de junio en Palma de Mayorca se llama Carlos Cruz-Diez: el color sucede. ¿Qué sucede cuando hay color?

-Mi trabajo pretende cambiar. Pone en evidencia una noción del color que la gente ha institucionalizado a través de siglos. Se piensa que el color es una forma coloreada que no cambia nunca. Las Cromosaturaciones, Fisicromías, Transcromías y mis otras propuestas evidencian que el color sí cambia y no necesita de la forma. Queda de manifiesto que el color es una situación mutante, ambigua y circunstancial. Por eso la exposición se titula El color sucede, porque está evolucionando continuamente ante nuestros ojos.

-¿Es decir que su investigación del color continúa?

-Felizmente escogí un mundo donde el discurso es difícil de agotar. Todavía tengo mucho qué decir. En la exposición de Mallorca hay una nueva obra que he llamado Color al espacio. Allí suceden cosas nuevas y bien interesantes. Mis hijos y mis nietos, bromeando, dicen que debiera titularla La insólita, debido a las actitudes que la gente adopta al contemplarla.

-¿Por qué le ha sido tan fiel al arte cinético?

-Hay un dicho popular venezolano muy cierto que dice: “Chivo que se devuelve se desnuca”. Cuando uno logra estructurar su propio discurso, la conducta es enriquecerlo y ampliarlo hasta sus últimas consecuencias, es importante no cambiar de ruta porque es muy fácil contradecirse. Estructurar un discurso sólido y coherente cuesta muchos años y desarrollarlo otros tantos. Si inventas uno a cada rato, quiere decir que no hay ningún discurso, se ha confundido discurso con ideas o maneras de hacer. Ideas todo el mundo tiene, pero eso no significa que sean arte.

-¿Más que un legado al arte se lo deja a la humanidad?

-Todo artista aspira a que su obra no se pierda, que sea útil a los hombres. Sin embargo uno es incapaz de saberlo, porque en lo que se refiere a un artista, el tiempo puede ser su mejor amigo y a la vez su más feroz enemigo

Dubraska Falcón

Publicado en el diario El Universal.

Anuncios

0 Responses to ““El arte no tiene dueño ideológico”, entrevista Carlos Cruz-Diez, artista plástico”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: